¿Qué se hace con los neumáticos usados?

Los neumáticos: un material utilizado a diario, pero que causa muchas inquietudes en cuanto a su disposición cuando ya no se usan. ¿Por qué es tan importante tratar y aprovechar estos residuos tan complejos?


En primer lugar, por su creciente volumen de producción. El descarte de neumáticos fuera de uso en Argentina supera actualmente las 100.000 toneladas anuales, de las cuales 38.000 corresponden a la Ciudad y el Gran Buenos Aires.
Sin tratamiento, los neumáticos fuera de uso no pueden encontrar un destino adecuado de disposición.
-Si son enterrados, ocupan mucho volumen en los rellenos sanitarios, con un tiempo muy largo de degradación (unos 600 años aproximadamente).
-En espacios públicos, puede generar un hábitat propicio para atraer roedores y mosquitos transmisores del dengue, entre otros riesgos.
-Por otro lado, los neumáticos también son con frecuencia incinerados para combatir efectos de heladas en cultivos, liberando gases tóxicos que dañan el ambiente y la salud.
-Incrementar su vida útil en medios de transporte tampoco es una opción, ya que aumenta la probabilidad de provocar accidentes de tránsito.
Por estos motivos, tratar y reciclar neumáticos se vuelve primordial.

¿Cómo tratarlos?

En este marco, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) lanzó una propuesta de gestión, que contempla la logística de recolección de los neumáticos en desuso (en forma separada del resto de los residuos), tanto de usuarios particulares como de empresas de transporte. De esta forma los neumáticos usados pueden ser transformados, en una planta industrial, en trozos de goma para su posterior reutilización.

Los neumáticos se componen en un 80% de caucho, 15% de acero y 5% de fibra textil. Con hornos y maquinaria especialmente preparados para no emitir gases tóxicos, durante el proceso de reciclaje se recupera el caucho, que es utilizado para la fabricación de pisos, pavimentos deportivos y canchas sintéticas, entre otras aplicaciones. Por otro lado, en el proceso de reciclado se recupera el acero y los restos de la tela para luego ser destinados a nuevos usos, aprovechando cada uno de los componentes del neumático.

Por los motivos enlistados anteriormente y la posibilidad de aprovechar cada una de sus partes al máximo, es imprescindible separar los neumáticos para darles un tratamiento adecuado. ¡Si tenés algunos que ya no uses, podés encontrar puntos de recolección en www.dondereciclo.org/mapa/neumaticos donde acercarlos!

Además, podés encontrar algunas reutilizaciones de caucho de mano de los productores de Mercado Limbo, haciendo click en las fotos. ¡Encontrá productos únicos recuperados hechos sólo con material reutilizado!

 

Fuente: https://www.dondereciclo.org.ar