¿Por qué gastamos combustible?

El ingeniero Alberto Garibaldi nos ofrece una mirada particular sobre las razones por las cuales consumimos combustible. Una clase magistral y esclarecedora en una época en la que llenar el tanque cuesta cada día más. ¿Nunca le ocurrió que andando en su auto por esos caminos de Dios, al pasar frente a una estación de servicio, usted decidió de esperar hasta la próxima estación para cargar combustible? ¿Y que dicha estación no aparece nunca, mientras la aguja indicadora del nivel del tanque insiste en avisarle que la reserva está tocando a su fin? Si la cosa le ocurre en una zona poblada y a pleno día, la más grave consecuencia pueden ser esos señores que lo observan mientras usted lleva el bidoncito o la bolsita con nafta, y que parecen decir con la mirada: “ Allí va un …. que se quedó sin nafta”. Y si le ocurre de madrugada en una de esas zonas “pesadas”, lo mejor que puede hacer es trabar las puertas y esperar el amanecer, porque quizás serán los médicos del hospital los que lo mirarán compasivos, boca abajo en la camilla, comentando entre ellos: “Pobre tipo, mirá lo que le hicieron cuando iba a buscar nafta”. Como usuarios de vehículos, ¿hasta donde podemos controlar el consumo? ¿Puede la modalidad de manejo afectarlo considerablemente? Y si puede afectarlo, ¿cómo debemos conducir? ¿Cuánto podemos ahorrarnos? Ante una emergencia, ¿cómo debemos conducir? Comencemos por analizar cuáles son los factores que generan el consumo de combustible. El factor de mayor importancia y peso en el consumo de combustible es la ineficiencia térmica del tipo de motores que usamos, debida fundamentalmente a sus principios de funcionamiento. Allí debemos buscar el principal factor, y no en otra parte. Lamentablemente, un motor de pistones y encendido por chispa, de relación de compresión 9,5:1, todo perfecto y sin ningún rozamiento interno, usando aire ideal, de ese que no se consigue en ninguna parte y solo existe en los libros, no podría superar un 59,5% de rendimiento. Dicho en otros términos, por bien que haga las cosas, y aún recurriendo a los más hábiles contadores del mundo, no me salva nadie de tener que pagar un impuesto del 40,5% a la ineficiencia teórica. Allí nomás y de entrada estoy perdiendo casi medio litro por cada litro que use, y no existe forma práctica ni teórica de poder evitar este hecho. Seguramente usted se preguntará si todos los ingenieros somos tontos pasivos que aceptamos alegremente este hecho. La respuesta es que no, yo por lo menos no lo acepto. Pero mientras no entendamos que existen muchas otras fuentes de energía y formas de motorización mas eficientes, que no siempre dependen de andar quemando cosas,...

Leer más

Día de la Seguridad Peatonal

En el año 2011 la Agencia Nacional de Seguridad Vial declara al tercer jueves de marzo “Día de la Seguridad Peatonal”, con el objetivo de promover el cuidado y los derechos de los peatones en la vía pública, ya que estos son los actores más vulnerables del espacio público. Desde la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Casilda brindaron recomendaciones para cuidar a los peatones. Los peatones, los usuarios más vulnerables del sistema del tránsito, y que son todos los que caminan por la vía pública, se encuentran desprotegidos. Sin carrocería protectora, con un tamaño pequeño y poco visibles, sufren graves lesiones en caso de atropello. En Argentina, el 21 % de los muertos en el tránsito son peatones, porcentaje que se incrementa en las ciudades, donde puede superar el 40% de las víctimas mortales. La legislación de tránsito argentina, en línea con la de los demás países, establece que los vehículos deben darle la prioridad a los peatones que cruzan correctamente la calzada por las esquinas o sendas peatonales, y con el semáforo a su favor donde lo hay. Sin embargo, la asociación civil “Luchemos por la Vida” midió el otorgamiento de la prioridad peatonal, la cual, de acuerdo a los resultados obtenidos, es ignorada por la mayoría de los conductores. El 94 % de los conductores no otorga la prioridad al peatón en la Ciudad de Buenos Aires. A su vez, según otro estudio realizado por esta Asociación, sólo el 6 % de los peatones cruza correctamente en esquinas de calles semaforizadas. Esta situación explica el alto porcentaje de víctimas peatones. Es necesario tomar conciencia y entender la responsabilidad de todos para el cuidado de la vida. Recomendaciones para el conductor: Disminuir la velocidad al circular por las intersecciones. En calles concurridas y paradas de colectivo se debe bajar la velocidad por prevención y seguridad. En las escuelas o clubes deportivos la velocidad precautoria es de 20 km/h. Considerar que las personas con dificultad al caminar necesitan más tiempo para cruzar. La seguridad vial la hacemos entre todos. Recomendaciones para los peatones: Cruzar siempre por la senda peatonal y respetar los enrejados de las esquinas y/o los cruces desplazados. No utilizar el celular en ninguna de sus formas mientras se está cruzando una calle o avenida. Mirar siempre hacia ambos lados antes de cruzar la calle. Estar atento: aunque el peatón siempre tiene prioridad de paso pueden darse circunstancias especiales. Lo más importante es ser “ejemplo de buenas conductas en el tránsito ya que estas serán imitadas por nuestros...

Leer más

¿Qué se hace con los neumáticos usados?

Los neumáticos: un material utilizado a diario, pero que causa muchas inquietudes en cuanto a su disposición cuando ya no se usan. ¿Por qué es tan importante tratar y aprovechar estos residuos tan complejos? En primer lugar, por su creciente volumen de producción. El descarte de neumáticos fuera de uso en Argentina supera actualmente las 100.000 toneladas anuales, de las cuales 38.000 corresponden a la Ciudad y el Gran Buenos Aires. Sin tratamiento, los neumáticos fuera de uso no pueden encontrar un destino adecuado de disposición. -Si son enterrados, ocupan mucho volumen en los rellenos sanitarios, con un tiempo muy largo de degradación (unos 600 años aproximadamente). -En espacios públicos, puede generar un hábitat propicio para atraer roedores y mosquitos transmisores del dengue, entre otros riesgos. -Por otro lado, los neumáticos también son con frecuencia incinerados para combatir efectos de heladas en cultivos, liberando gases tóxicos que dañan el ambiente y la salud. -Incrementar su vida útil en medios de transporte tampoco es una opción, ya que aumenta la probabilidad de provocar accidentes de tránsito. Por estos motivos, tratar y reciclar neumáticos se vuelve primordial. ¿Cómo tratarlos? En este marco, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) lanzó una propuesta de gestión, que contempla la logística de recolección de los neumáticos en desuso (en forma separada del resto de los residuos), tanto de usuarios particulares como de empresas de transporte. De esta forma los neumáticos usados pueden ser transformados, en una planta industrial, en trozos de goma para su posterior reutilización. Los neumáticos se componen en un 80% de caucho, 15% de acero y 5% de fibra textil. Con hornos y maquinaria especialmente preparados para no emitir gases tóxicos, durante el proceso de reciclaje se recupera el caucho, que es utilizado para la fabricación de pisos, pavimentos deportivos y canchas sintéticas, entre otras aplicaciones. Por otro lado, en el proceso de reciclado se recupera el acero y los restos de la tela para luego ser destinados a nuevos usos, aprovechando cada uno de los componentes del neumático. Por los motivos enlistados anteriormente y la posibilidad de aprovechar cada una de sus partes al máximo, es imprescindible separar los neumáticos para darles un tratamiento adecuado. ¡Si tenés algunos que ya no uses, podés encontrar puntos de recolección en www.dondereciclo.org/mapa/neumaticos donde acercarlos! Además, podés encontrar algunas reutilizaciones de caucho de mano de los productores de Mercado Limbo, haciendo click en las fotos. ¡Encontrá productos únicos recuperados hechos sólo con material reutilizado!  ...

Leer más

Consejos para llevar a tu perro de vacaciones

¿Puede ir asomada por la ventanilla? ¿En qué parte del vehículo conviene ubicarla? ¿Cómo evitar que sufra el calor?   El argentino es muy mascotero (el 80% de los hogares tiene una mascota, según la última encuesta nacional encargada por Pedigree y Whiskas) y le gusta llevar a su “mejor amigo” de vacaciones. Cuando el viaje se hace en auto, hay algunas pautas de seguridad que conviene chequear. Al igual que el resto de la familia, el perro o gato va a permanecer varias horas dentro del vehículo y debemos tenerlo en cuenta. “Es muy común observar a las mascotas asomarse por la ventanilla. Esto puede provocar la distracción del conductor y generar posibles accidentes: en un choque a 100 km. por hora un perro de 20 kilos multiplica su peso por 30 y puede golpear a un objeto o a una persona como si pesara 600 kilos, transformándose en un proyectil. Además, una frenada brusca puede alterar a la mascota y provocar alguna reacción violenta”, alerta Patricio Moreno, médico veterinario del laboratorio Drag Pharma. Cuando el animal saca la cabeza, también puede contraer enfermedades como otitis y conjuntivitis. “Al estar el coche en marcha las partículas del aire llegan a más velocidad y pueden dañar los ojos, las orejas, o causar lesiones molestas. Además, en el camino hay ramas, señales viales y otros objetos contundentes que le pueden golpear la cabeza”, indica Moreno. ¿Cómo sería un traslado seguro? “A los perros pequeños es mejor llevarlos en jaula y a los más grandes sujetos con dispositivos especiales para mascotas, como se atan a los bebés”, detalló Miguel Sarfati, secretario del Consejo Profesional de Veterinarios. No hay que amarrar a los animales con cuerdas o correas. Si hay un accidente, podrían sufrir lesiones e incluso estrangularse o ser arrastrados por el vehículo. ¿Y qué pasa con los gatos? “No están acostumbrados a viajar en auto. Por eso son perfectas las jaulas transportadoras y, si están inquietos, se puede brindar algún sedante que siempre tiene que estar indicado por el veterinario”, advierte en la misma nota el veterinario José Luis Molina, jefe del departamento de Zoonosis del Instituto Pasteur.   Más consejos, más cuidados Para ayudar a las mascotas a pasar un mejor viaje, la marca Pedigree y el portal Mascotas OK suman un puñado de sugerencias: * Si tenés que hacer una parada, pero no podés llevar a tu perro, nunca lo dejes en el coche aunque tenga las ventanillas abiertas. Tratá de encontrar un lugar con sombra donde puedas atarlo y no olvides dejarle abundante agua fresca. * Si tu vehículo está estacionado en la ruta, tu perro siempre debe estar del lado de la vereda o banquina. Debés estar...

Leer más

Consejos para afrontar un viaje largo en ruta.

A estas alturas, si no estás de vacaciones te faltan pocos días que tachar en el calendario. Lo que es seguro es que ya tenés elegido el destino y planeado el equipaje.   Verificá siempre que hayas empacado todo, que hayas dejado tu casa bajo control y que hayas acordado con tus amigos o familiares que recojan el correo y alimenten a tu mascota. Todo esto evita hacer llamadas estresantes mientras se está conduciendo o tener que dar la vuelta. Una lista también ayuda. Nunca hay que desestimar lo físicamente agotador que es un viaje largo, sobre todo en las rutas que no conocés o con tráfico denso. Los conductores deben haber descansado bien y ser plenamente conscientes de su entorno durante el viaje, pero los pasajeros descansados también ayudan a reducir el estrés en el coche. Pensá dos veces lo que vas a llevar. Por ejemplo, una sombrilla de playa puede parecer importante, pero si sobresale del área de pasajeros del auto tal vez merezca la pena comprar o alquilar una en el destino. Un poco de planificación sobre el tiempo de conducción, las rutas que elijas y las posibles paradas reducirán considerablemente el estrés con antelación. Todos los organismos de seguridad vial recomiendan que los viajes largos se dividan en tramos de conducción. Parar al menos cada dos horas ayuda a la concentración del conductor. Tomar comidas ligeras y beber mucha agua evita esa sensación de saturación y cansancio que se tiene tras una comida pesada. Si es posible, encuentra un compañero de conducción y turnaros hasta llegar al destino. Esto permite que cada conductor descanse y aumenta la concentración. Una avería en medio de un viaje largo puede convertirse rápidamente en una pesadilla estresante y costosa. Comprueba el nivel de los líquidos, los frenos y los neumáticos sobre todo. Que los neumáticos están en buenas condiciones de funcionamiento también es importante para tener un viaje seguro y cómodo. No sólo comprobar la banda de rodadura de los neumáticos, sino también cerciorarse de que tienen la presión correcta para que coincidan con las necesidades de un coche a plena carga....

Leer más

Cómo cuidar tu auto en verano.

Sol, calor, playa… ¡Todo parece ideal! Pero cuidado, el verano puede dañar gravemente tu auto. Las altas temperaturas y el sol nos invitan a realizar actividades refrescantes al aire libre, pero tené mucho cuidado, porque la pintura de tu auto podría pagarlo caro. La batería ¿Problemas al arrancar? Seguramente le falte líquido. Debés rellenar la batería con agua destilada hasta que falte un centímetro para que rebose.   Niños y animales Incluso cuando el vehículo vaya a estar poco tiempo estacionado: en ningún caso deben abandonarse niños o animales en su interior. La temperatura sube enseguida y puede alcanzar unos insufribles 60 grados, capaces de provocar un golpe de calor. Ni siquiera con una ventana abierta se puede evitar.   Renovar el aire sin aire acondicionado Abrí las ventanas traseras para que el viento provocado por la velocidad renueve el aire caliente del auto.   Elegí el momento de manejar No te arriesgues a comenzar tus vacaciones con el calor extremo del mediodía. El mejor momento es partir a primera hora de la mañana.   El motor se calienta mucho Si te ocurre y temés que se produzca una avería, hacé que el ventilador del sistema de calefacción funcione a pleno rendimiento. Esto te servirá hasta llegar al taller más cercano.   Cubre el parabrisas Un parasol de aluminio protege el interior del sol cuando está aparcado.   Conducir con aire acondicionado Nada más arrancar, ventilá el vehículo abriendo las ventanas o el techo solar. Una vez se enfríe el climatizador y se haya renovado el aire, cerrá la ventana.   Líquido refrigerante No sólo la cantidad de refrigerante es determinante, también su antigüedad y la composición. Si el refrigerante lleva mucho tiempo debe cambiarse.   Limpieza del auto Da igual que los mosquitos se peguen a la rejilla o que quieras sacarle brillo al capó. Nunca limpies el coche bajo el sol o sobre la chapa...

Leer más